Localización | Contacto
escuela universitaria de ingeniería agrícola
Inicio Laboratorio Análisis Agrícola Foliares
Análisis Agrícola

¿Qué es?

El análisis foliar determina la cantidad de nutrientes que la planta ha absorbido y supone la mejor manera de conocer las carencias de los cultivos. Aunque la apariencia de un cultivo sea buena, es posible que alguno de los nutrientes no se encuentre en cantidad suficiente, y no se lleve a cabo un desarrollo satisfactorio. En combinación con el análisis de suelo nos permite detectar problemas nutricionales y elaborar adecuados planes de fertilización.

Con los elementos analizados se acompaña un informe en el que se establece, el diagnóstico nutricional de todos los nutrientes analizados, indicando en cada caso:

  • • la función realizada por el nutriente en la planta
  • • la posible carencia o déficit del elemento en cuestión
  • • interacciones entre nutrientes, teniendo en cuenta posibles antagonismos y sinergismos entre varios elementos
  • • cálculo de los equilibrios fisiológicos, índice vegetativo e índice de hierro
  • • correctores de carencias a aplicar con sus dosis y épocas de aplicación, para la solución de los problemas nutricionales detectados

Los parámetros aconsejados para determinar el nivel nutricional de la planta son: nitrógeno, fósforo, boro y cationes (Ca, Mg, Na, K, Fe, Mn, Cu, Zn).

¿Para qué?

Además de permitir detectar carencias nutricionales en el cultivo, el análisis foliar es básico en los casos en que se aplica fertirrigación, una técnica cada vez más extendida en nuestro país, ya que permite actuar de inmediato para corregir los desequilibrios nutritivos que la planta pueda presentar incorporando a través del agua de riego los nutrientes requeridos, que son rápidamente absorbidos por los cultivos.

¿Cómo tomar las muestras?

La parcela a analizar tiene que dividirse en unidades de muestreo. Cada unidad de muestreo es un conjunto de plantas que resulten visualmente parecidas. Si hay alguna zona claramente diferente del resto, pero muy pequeña, no se tomarán hojas de ella. Es interesante recorrer en diagonal la unidad de muestreo.

Las hojas a muestrear se toman de la zona media de la planta. Se deberán coger hojas enteras y con peciolo, que no estén dañadas, atacadas por plagas ni enfermedades y tampoco hojas que hayan tenido algún tratamiento foliar reciente.

La cantidad de muestra media aconsejada es de unas 50 hojas.

Época de muestreo

La toma de muestras se hace cuando el contenido de elementos dentro de la hoja es prácticamente constante, y siempre en la misma época. La época más representativa es durante la floración.

En viñedo, otra época de muestreo que puede ser útil para corregir carencias graves, es en envero (finales de agosto) y se toman muestras de peciolo opuestas al primer racimo del brote central del cargador.

Conservación una vez tomada la muestra

Debe transcurrir el menor tiempo posible entre la toma de muestra y su análisis. Si esto no es posible se deberá almacenar la muestra en el frigorífico hasta su entrega en el laboratorio.

 
Algunos clientes
Cno. Viejo de Simancas, km. 4,5 ⋅ 47008 Valladolid (España) ⋅ tfno: 983 23 55 06 fax: 983 22 48 69 ⋅ inea@inea.uva.es
©

Utilizamos cookies propias y de terceros con el fin de mejorar la experiencia del usuario. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración de su navegador en nuestra política de cookies. Ver política de cookies.

Acepto cookies